FICMEC proyecta ‘Taming the Garden’, una metáfora sobre la convulsa sociedad georgiana

FICMEC proyecta ‘Taming the Garden’, una metáfora sobre la convulsa sociedad georgiana

Vota a esta película
El documental de Salomé Jashi retrata la surrealista historia de un millonario que transplanta árboles centenarios en su jardín

El Festival Internacional de Cine Medioambiental de Canarias (FICMEC) proyecta el documental ‘Taming the Garden’ (92’ / 2021 / Suiza, Alemania, Georgia), que compite en la sección oficial den-tro de la categoría de largometraje documental y que será exhibido este sábado 29 a partir de las 19.30 horas en el espacio habilitado en la trasera del Ayuntamiento de Garachico. Las entra-das para esta sesión, así como para el resto de proyecciones de FICMEC, se pueden adquirir de manera anticipada en tomaticket.es, o bien junto a la glorieta de San Francisco, en la Casa de Piedra.

El documental de Salomé Jashi parte de una escena surrealista de la que fue testigo toda Geor-gia, el país natal de la directora: un gran árbol flotando en el mar. Tras esta extraña estampa se esconde la figura de Bidzina Ivanishvili, multimillonario y primer ministro de Georgia durante algo más de un año –entre 2012 y 2013–; un excéntrico personaje empeñado en construir un jardín único con árboles centenarios, algunos de la altura de edificios de quince plantas. Ivanishvili des-arraiga a estos árboles de lugares remotos para trasplantarlos a su particular edén después de transportarlos por la costa del país.

“Me embarqué en la filmación de este proceso cuando toda la costa de Georgia estaba involu-crada en la implementación del deseo de un hombre –señala la directora–. Quería explorar qué había detrás de esta imagen fascinante y extraña para contar la ambición de un hombre podero-so que altera paisajes, mueve árboles, deja perplejos a los testigos, todo por el bien de su pla-cer”, asegura la directora.

Para el rodaje de la película fueron necesarios casi dos años llenos de dificultades, no solo técni-cas, sino relacionadas con las peculiaridades políticas y sociales de Georgia: el protagonista del documental era también el hombre más poderoso del país. Por eso, algunas de las personas que debían ser grabadas durante el traslado de los árboles “a menudo tenían miedo incluso de apa-recer frente a la cámara por temor a posibles consecuencias; es el miedo que nosotros, como otras democracias frágiles, tenemos en la sangre”, reconoce la realizadora.

En la cinta se utiliza la imagen del desarraigo de los árboles como una metáfora con la que retra-tar el convulso país, envuelto en conflictos políticos y militares desde hace décadas. “Relaciono el tema del desarraigo con mi país y veo la película como un viaje evocador hacia un mundo su-rrealista, que paradójicamente también se basa en hechos”, añade Jashi. Tal y como señala la crítica cinematográfica Muriel Del Don, la cinta es “un retrato cruel y cautivador de la sociedad georgiana contemporánea”.

La directora

Salomé Jashi nació en Tbilisi (Georgia) en 1981. Estudió Periodismo, trabajó como reportera du-rante varios años y en 2005 recibió una beca del British Council para estudiar cine documental en Royal Holloway (Universidad de Londres). Su película ‘The Dazzling Light of Sunset’ (2016) fue galardonada con el primer premio en el certamen Regard Neuf de Visions du Réel, así como en el ZagrebDox, Jihlava IDFF, Valdivia IDFF y otros festivales.



X